Historia

gnosis ecuador

RESTAURACIÓN DE LA SANTA IGLESIA GNÓSTICA CRISTIANA Universal SAMAEL AUN WEOR FEDERADA DEL ECUADOR

Con la guiatura del VM Lakhsmi Daimon

La palabra gnosis, la escuchamos por primera vez de nuestro amigo Tonio Naranjo, quien vivía en la ciudad de Riobamba, junto a Rosita, su esposa y un tal Julio Calderón, tenían un humilde local en el centro de la ciudad donde dictaban conferencias de gnosis, era un misterio para mí ya que hablaban de niveles superiores de estudio,  llamaban a eso cámaras, inaccesibles para quien no se decidía a seguir esos estudios y disciplinas, transcurría en ese entonces el año de 1995.

A inicios del siguiente año nos presentaron a quien en ese entonces conocíamos por su nombre de Pila, Don Luis Adolfo Ortiz familiarmente el Frater ( Hoy V.M. Aron), de una  manera amable y afectuosa nos fue enseñando los principios y fundamentos de la gnosis, utilizando una didáctica fácil de entender y con su ejemplo, tenía como cargo la misión  encomendada por el restaurador V.M. Lakshmi de expandir la gnosis en Perú y Ecuador, meses atrás él había llegado a las ciudades de Macas, Sucua, Cuenca y Riobamba donde se encontró con  hombres y mujeres amantes del V.M. SAMAEL AUN WEOR, de sus enseñanzas y vida, esas personas que ahora recordamos son Ángel Quichimbo, Manuel Cárdenas, Bolívar Parra, Lauro Trelles, Tonio Naranjo, Raquel Antun Daniel Ochoa y varias personas más, algunos de ellos no los nombro y les pido disculpas, el paso de los años también tiene su efecto, otros con el transcurrir del tiempo se retiraron pero todos ellos y ellas fueron pilares importantes para ir colocando los cimientos de la iglesia.

Fuimos invitados a una convivencia en la ciudad de Cuenca, transcurría el año de 1996, si mal no recuerdo era por el mes de agosto, allí estaban en el pódium un Sr. De tez morena y una Sra. Era el V.M. Tahuil y su esposa Doña Saturia Maecha., Don Luis Adolfo Ortiz entre otros personajes, como novedad importante se contaba ese día que, Bolívar Parra había sido detenido por infracción de tránsito, en esa ocasión no nos conocimos.

El 19 de febrero de 1997 nos consagraron a un número importante de personas en el pueblo de Conocoto, lugar que en la época de la Colonia sirvió como sitio de reuniones en las Hdas. Del sector a los patriotas rebeldes, muy por la mañana nos anunciaron que llegaban al terminal del Cumanda en Quito y venidos desde Cuenca unos gnósticos que nos acompañarían en la ceremonia iniciática. Fuimos a recogerlos, sin novedades, salvo el caso de Ángel Quichimbo a quien luego de varios intentos lo ubicamos, nos contó que había realizado la oración para hacerse invisible, creo que le dio resultado.

Llegada las 7.00 p.m. y ya en la casa de Margarita Logacho quien presto su morada para tal efecto, nos reunimos esa noche, primeramente se consagro el Lumisial, luego el ritual iniciático, consagración de sacerdotes (Tonio y Rosita) y ritual del 19, es decir, una maratón, eran momentos de conquista y que no se podía perder tiempo, decía el maestro, quien me guio fue la Hna. Mirian Ortiz a quien guardo un cariño y respeto especial.

Don Luis Adolfo Ortiz formó una directiva provisional para cumplir con la misión de obtener la personería jurídica de la Iglesia Gnóstica Cristiana Universal SAMAEL AUN WEOR del Ecuador, fuimos nombrados como Presidente administrativo, Tonio Naranjo Vicepresidente, Patricio Aburto Secretario, Margarita Logacho, tesorera entre otros importantes Hnas. Y Hnos.

No conocíamos al V.M. Lakshmi, tampoco habíamos hablado telefónicamente con él, sin embargo seguíamos muy cuidadosamente las directrices que nos daba Don Luis, la personería jurídica la obtuvimos el 17 de octubre de 1997, a ocho meses de nuestra consagración luego de pasar enormes dificultades que en algún momento si Dios nos da vida las contaremos, ese mismo año en el mes de noviembre decidimos ir a Venezuela para presentar el logro obtenido al V. M. Lakshmi y a la vez tener la oportunidad de conocerlo, ese viaje fui en compañía de mi hija Natalie. Nos recibió en Cúcuta el V.M. Tahuil quien muy amablemente nos hospedo en su casa y al día siguiente partimos rumbo a Venezuela, ciudad Colon, Comunidad El Paraíso.

Allí conocimos a quien tenía el poder y la grandeza de restaurar la obra que había iniciado el V.M. Samael Aun Weor y que fue destruida totalmente. Vi a un hombre vestido impecablemente de caminar elegante apoyado en su bastón, de verbo fuerte, me recibió, antes fui advertido de que a él no le gustan los discursos que sea directo y claro en mi expresión y así lo intentamos, recibimos  directrices claras, concisas y precisas para nosotros y para el Hno. Gerardo Sánchez quien ya se encontraba en Ecuador en reemplazo de Don Luis Adolfo Ortiz.

La labor de Gerardo era expandir la misión iniciada por Don Luis y Construir el Templo de Misterios Mayores, la directriz del maestro era la siguiente , debe construirse el templo en la mitad del mundo, desde inicios del año 1998 comenzamos la búsqueda del terreno, cada vez que encontrábamos uno se le llamaba al maestro para que  dé su aval y él decía, ese no es, está muy lejos del vórtice o está más abajito o están ya cerca, nunca nos dijo como era, pero cuando llegamos ya casi desmoralizados y luego de 6 meses de constante búsqueda, nos paramos frente a un terreno de casi cuatro hectáreas sin nada de nada para mi gusto feo con recelo se le pregunto y dijo ESE ES AHÍ ESTA EL VORTICE.

Vórtice que conecta con el centro de la tierra, con su núcleo, El Maestro dijo cuando vino a consagrar el Templo que de ese vórtice sale la fuerza de la vida para los cuatro puntos cardinales.

Habrá otra ocasión para escribir sobre el levantamiento del MONASTERIO Y TEMPLO DE MISTERIOS MAYORES SANAT KUMARA, una obra titánica llena de alegrías, lágrimas, días de hambre, frio compuesta  de hombres y mujeres de mucho Telhema, firmes en sus posiciones de trabajo, incansables en sus faenas diarias y con un amor al maestro que les impulsaba a realizar cosa impensables para todos nosotros., quiero de manera especial a mis hijo(as) esposa , para mi eterna inspiración María Isabel expresarles mi más profundo amor.

Mons. José Ayora

Misionero

Previous
Next
Abrir chat